La extrovertida cantante esta haciendo de las suyas nuevamente con un nuevo escándalo generado en uno de sus últimos conciertos

Resulta que Miley Cyrus dio un regalo a sus fans de la primera fila en uno de sus conciertos en Londres, en lugar de dejarlos cantar decidió que era mejor opción que le tocaran sus partes íntimas.

Y como es de esperarse los fans no dijeron que no, por lo que al acercarse a la primera fila, Miley Cyrus se arrodilló para recibir a un centenar de manos en busca de disfrutar de las partes íntimas de la cantante.

Aunque solo fue por unos instantes, un fanático del público logró captar las imágenes de los toqueteos a Cyrus.

 

 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]