Fue el pasado jueves, 21 de mayo, cuando Miguel Domínguez, un párroco de la comunidad de Jalostotitlán, en el estado de Jalisco, México, se encontraba celebrando la homilía de la misa. Cuando, de pronto recibió una llamada, que sin pensarlo dos veces, el sacerdote responde, interrumpiendo así la misa.

Miguel, solicitó a sus feligreses un momento para atender la llamada telefónica.

Unos varios segundos después de entrar a la sacristía, se le observa salir por otra entrada, mientras se escucha la voz del pontífice argentino decir “Todavía aguanto”. A lo que el párroco le pregunta sobre sus pulmones.

“Bien, muy bien. ¿Qué estás haciendo vos ahora?”, dice el Papa Francisco a su allegado.

Es así que continúan la breve conversación por algunos segundos, hasta que se despiden, no sin antes enviarle saludos a todos los oyentes de la celebración y pedir que recen por él.

Te podría interesar: Indignante: Soldados estadounidenses violan a niñas colombianas y graban todo en video

El video fue grabado gracias a que, debido a las medidas de distanciamiento social, muchas diócesis de todo el mundo, han optado por transmitir sus misas en vivo para aquellas personas que evitan asistir a las iglesias.

Con información de: Milenio Noticias

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]