portero

Un guardameta de un equipo de la segunda división del fútbol francés, pasó posiblemente la vergüenza de su carrera al meter un auto gol de la manera más tonta posible.

Corría apenas el minuto 17 del primer tiempo en un partido entre S. M Caen vs Grenoble. Cuando en un saque de meta de trámite, el arquero del equipo visitante, Brice Maubleu, tuvo un pequeño desliz.

Por alguna extraña razón, el balón terminó rodando hacia su propia portería, cosa que trató de impedir de inmediato, sin embargo fue tarde, pues el balón cruzó la línea de anotación.

Te podría interesar: Abejas invaden partido de futbol y obligan a detener el juego

Lo más triste de esto es que justo un minuto antes, el equipo local había anotado un gol en la instancia de penal, por lo que el encuentro concluyó  2-0 a favor de Caen.

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]