Este año 2020, ha traído consigo grandes cambios para la humanidad, fenómenos nunca antes vistos que sólo se creía que podrían pasar en las películas y situaciones que hacen pensar a algunas personas que se trata del fin del mundo.

Por ello, cualquier circunstancia o fenómeno natural ya es creíble por muy extraño que parezca. Tal fue el caso, de un par de fenómenos ocurridos hace unos días en el volcán Popocatépetl, que puso a pensar a los habitantes si pudiera tratarse de una nave espacial.

Te puede interesar: La furia del volcán Popocatépetl sorprende a todos al entrar en erupción durante la noche

El primero de dichos acontecimientos, fue un extraño sonido que emanaba del interior del volcán y que podía ser escuchado a unos cuántos kilómetros, algunos habitantes lo compararon con el sonido de turbinas de un jet.

El otro caso, también ocurrido en días recientes sobre el volcán y que aumentó las sospechas de una nave, fue la increíble formación de una extrañas nubes en forma de cono.

Lo cierto, es que ambos fenómenos tienen una explicación.

El primero de ellos, el sonido de turbinas detectado en especial por la madrugada, se debe a la rápida salida de gases y vapor por conductos despejados al interior del volcán, lo cuál no provoca peligro para la población, según el Centro Nacional de Prevención de Desastres.

Por su parte, las nubes en forma de cono, reciben el nombre de nubes lenticulares’ y son formaciones pasajeras que se producen en su gran mayoría en zonas montañosas y requieren de ciertas características para formase. Dentro de dichas características, se encuentran: un sistema montañoso, flujo de aire húmedo, condiciones de estabilidad de aire y una situación de inversión térmicas, todas ellas presentes en el Popocatépetl.

De manera que lo que los habitantes pudieron apreciar sobre el volcán, no fue si no unaola de nubes lenticulares’ formadas una sobre otra, lo cuál tampoco representa peligro.

Con información de UnoTV

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]