Hace unos días, se publicó el video grabado por una cámara corporal de un agente que disparó en 11 ocasiones en contra de un menor de 13 años con síndrome de Asperger, un tipo de autismo.

Todo comenzó en Salt Lake City, cuando la madre del menor, Golda Barton, llamó a la policía para pedir ayuda con el quipo de intervención en casos de crisis, ya que sus hijo Linden Cameron estaba sufriendo una crisis muy fuerte derivada de ansiedad de separación. Esto, debido a que su madre había regresado a trabajar luego de permanecer 1 año en casa.

Según el reporte de Golda, Linden ya había presentado conductas violentas en ocasiones anteriores y esa noche el joven había amenazado con disparar en contra de un compañero de trabajo de su madre. Sin embargo, la mujer pensaba que Linden no tenía acceso a armas y probablemente llevaba una falsa.

https://youtu.be/0GKzqYmD9bk?list=PLXdVpWLRXuatUKq02o9s6noTyYkTSfaqh

Finalmente, los policías acudieron al lugar y localizaron al joven, lo persiguieron por un rato y le pidieron en varias ocasiones que se tirara al suelo, cosa que el joven nunca hizo. De pronto, uno de los policías comenzó un tiroteo sin razón aparente, disparando en contra de Linden en al menos 11 ocasiones. 

https://youtu.be/OIzNBaT6nMo

El chico fue trasladado al hospital con graves heridas en tobillos, vejiga, intestinos y hombros.

Por su parte, el policía fue suspendido de sus funciones con goce de sueldo y se abrió una investigación del caso ya que el oficial disparó a pesar de que ya se había comprobado que el joven no tenía un arma.

Con información de RT en Español

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]