Policías de Guerrero suspendieron una fiesta de XV Años y una boda que se realizaban a las afueras de Acapulco debido a que los asistentes, incurrían en caso omiso a las recomendaciones federales para evitar la propagación del COVID-19.

De acuerdo a las autoridades asistieron a la comunidad de Las Plazuelas donde se festejaban los XV Años, lugar en donde presuntamente había reunidas más de 400 personas, incluidos niños, y pidieron que los asistentes desalojaran el lugar y regresaran a sus hogares.

También te podría interesar : Taxistas se pelean a puño limpio sin respetar a “Susana Distancia” en la CDMX

Posteriormente, los policías se trasladaron a El Cayaco donde se llevaba a cabo una boda con más de 200 personas en el festejo por lo que también procedieron a solicitar el desalojo con el fin de prevenir contagios de coronavirus.

En total, el operativo suspendió eventos con más de 700 personas involucradas. Las instituciones que participaron en las distintas intervenciones fueron: Marina, Guardia Nacional, Policía Municipal, Policía Turística, Fiscalía General de Justicia del Estado y coordinación general de Protección Civil.

Cabe recalcar que ante la pandemia del coronavirus, México se mantiene en la Jornada Nacional de Sana Distancia desde el pasado 23 de marzo hasta el próximo aviso. Como parte de las medidas de prevención, todas las concentraciones masivas de personas están prohibidas.

Fuente : SDPNoticias

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]