Un joven de la comunidad de Huarmey en Perú, fue detenida luego de realizar una pequeña fiesta de cumpleaños y desobedecer los protocolos dictados por las autoridades debido a la actual pandemia de COVID-19.

Sin embargo, la joven afirma que demandará a los policías debido a que se burlaron de ella y la humillaron, haciéndola posar con todo y su pastel de cumpleaños en la foto para el registro.

Te puede interesar: “Venimos a divertirnos pero somos responsables”, Recomiendan el uso de cubrebocas durante fiesta masiva en Tlaxcala

Todo comenzó cuando Nicolle Medina, una joven de 22 decidió celebrar su cumpleaños con una pequeña reunión familiar en un restaurante de la localidad.

No obstante, varios policías interrumpieron el festejo y al ver que no cumplían con ningún protocolo establecido por las autoridades para prevenir contagios de COVID-19, como el distanciamiento social y el uso correcto del cubrebocas, la joven fue detenida.

Pero eso no fue todo, si no que después los policías la hicieron posar para la foto del registro con todo y su pastel de cumpleaños. Finalmente, la joven fue liberada tras pagar una multa, pero ahora afirma que demandará el actuar de la policía ya que ella se sintió humillada.

Por su parte, el caso de esta joven ha llegado hasta la Defensoría del Pueblo de Perú quienes ya se han pronunciado al respecto y han pedido se lleve a cabo una investigación.

“De ninguna manera se puede atentar contra la dignidad de la persona. La joven tendrá que enfrentar lo que corresponde por la infracción, pero en ningún protocolo se acepta el accionar que tuvieron contra ella” mencionó la defensora adjunta de los Derechos de la Mujer.

Por otro lado, la madre de la menor mencionó que su hija incluso, fue acosada sexualmente por los policías, por lo que ahora denunciarán también por daño psicológico.

Con información de Sin Embargo

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]