El policía logró parar el auto de una mujer que conducía en estado de coma, a bordo del vehículo iba un bebé

En Leicestershire, Inglaterra, se registraron varios reportes de una camioneta que circulaba de manera inusual por la carretera.

Uno de los oficiales se acercó en su patrulla al vehículo sospechoso y logró ver que la conductora estaba inconsciente al volante, mientras que un pequeño bebé la acompañaba en el asiento trasero por lo que procedió cautelosamente a detener la camioneta con la “fuerza bruta”.

Utilizó la llamada “técnica de contacto” que consiste en frenar un auto poco a poco deteniéndolo con otro en este caso la patrulla.

El oficial del tránsito debía hacer un trabajo preciso por la seguridad de la mujer y el bebé, tras 3 minutos de aplicar la técnica de contacto pudo frenar la camioneta completamente.

La mujer había sufrido un coma diabético del cual ya se encuentra recuperada mientras que  el bebé salió completamente ileso del incidente.

 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]