perroHemos quedado conmovidos con la historia de Kalu, el perro que tras haber sufrido un grave accidente, se escondió en el agujero de una obra en construcción para morir

Sin embargo, los vecinos reportaron de su presencia y la protectora ‘Animal Aids’ acudió a su rescate, lo cuidó, le dio alimento, cariño y atendió sus heridas.

Tres meses después de llegar a su nuevo hogar, Kalu volvió a correr y jugar, además de que parte de su rostro comenzó a crecer de nuevo.

No obstante, le fue imposible recuperar su ojo izquierdo, pero el personal del refugio está animado por su nuevo aspecto y alegría.

“Su recuperación es realmente una de las más impresionantes y milagrosas que hemos visto”, dijeron.

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]