Sean y su hijo James Vinar salieron a pescar para disfrutar de un rato juntos. Sin embargo, un impactante incidente con un escualo terminó con el día de pesca.

Los hechos sucedieron en Tasmania, cuándo padre e hijo navegaban en una pequeña embarcación aproximadamente a 10 kilómetros de las costas muy cerca de la isla Barrenjoey.

Esta isla, es conocida por lo lugareños debido a su gran afluencia de focas y otros animales marinos, por ello James no quería desaprovechar la oportunidad para grabar y tomar fotos de algunos de ellos.

Para que el chico pudiera ver más detenidamente a las especies del lugar, Sean detuvo por un rato la embarcación. Por un momento, James logró captar algunos animales de la isla, pero de pronto, un enorme animal golpeó el bote por debajo, asustando a ambos.

Al percatarse de que se trataba de un tiburón, Sean aceleró rápidamente el bote para tratar de perder al animal, sin embargo éste se aferró al barco y lo golpeo en repetidas ocasiones hasta casi voltearlo. Por fortuna, el hombre consiguió llegar hasta la costa en dónde finalmente el animal dejó de molestarlos.

Cabe resaltar, que éste no es un incidente aislado en las costas de Tasmania, ya que hace tan sólo unas semanas, se reportó el caso de un niño que había sido atacado por uno de estos animales, después de tirarlo del bote en dónde viajaba con su padre.

El pequeño logró sobrevivir al ataque, gracias a que su padre tuvo la valentía de lanzarse al agua y asustar al tiburón.

Con información de RT en Español

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]