Marcelo Lemus, un médico argentino de 64 años, quien ha dedicado los últimos 40 años de su vida a atender enfermos en el hospital, renunció a su cargo por causas “sociales”.

El médico afirma que está harto de la irresponsabilidad de la gente durante esta pandemia, pues mientras sus colegas y demás personal médico arriesgan la vida para cuidar a las personas enfermas de COVID-19, los jóvenes siguen haciendo fiestas.

Te puede interesar: Hombre intenta abandonar a un paciente con COVID afuera de la Cruz Verde en Jalisco

El médico cuenta que en otras ocasiones ya ha renunciado a otros puestos por conveniencia, al tener mejores ofertas de trabajo, pero esta es la primera vez que lo hace por una causa social.

Lemus afirma que lo que lo llevó a tomar esta decisión, fue una fotografía que un amigo suyo le envió por WhatsApp, en la que se aprecia a decenas de jóvenes amontonados en un balneario, bebiendo y festejando, esto podría ser normal en otro momento, pero no durante una pandemia como la que vivimos.

Además de esto, una de sus colegas estudiante de cuarto año de la carrera de medicina, estuvo organizando en días pasados una fiesta clandestina, mientras él y sus compañeros atendían cada vez más personas contagiadas, mismas que se duplicaron en la última semana.

“No puedo arriesgarme gratuitamente. Si hubiese consciencia me la juego y sigo adelante, o si tuviese 20 años menos, pero la verdad tengo miedo. Se están riendo de todo el sistema de salud en la Argentina……..Tengo tres compañeros muertos, no quiero ser el cuarto. Tengo una vida y lo que me quede quiero disfrutar y vivir bien”, comentó el médico en un video grabado momentos después de renunciar.

Con información de El Universal 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]