El niño tuvo que ser trasladado al hospital por intensos vómitos

En un restaurante de comida rápida ubicado en West Helena, Arkansas, un niño hizo un desagradable hallazgo en su pollo de KFC.

El menor ya había comido una porción de su comida y al percatarse de que había gusanos en su pollo le informó inmediatamente a su madre.

La madre decidió grabar la asquerosa condición de la comida y reclamó a la empresa por el hecho, al ver que no había respuesta alguna decidió exhibirlos en redes sociales.

cabe mencionar que el menor tuvo que ser llevado al hospital, ya que luego de darse cuenta de lo que había comido comenzó a presentar intensos vómitos.

 

 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]