Tal vez pienses que esto es una vil broma pero la realidad es otra y es que una mujer se atropelló así misma con su camioneta

Todo ocurrió en la ciudad de Burlington en el estado de Washington, la mujer se percató de que la puerta de su tanque de gasolina estaba abierto por lo que decidió bajar del vehículo para cerrar la tapa.

El peor error de la mujer fue dejar su camioneta en neutral y la fuerza de la gravedad hizo su trabajo, la camioneta comenzó a desplazarse lentamente mientras que la señora intentaba cerrar la compuerta de la gasolina, al darse cuenta del movimiento del vehículo intentó regresar pero ya era demasiado tarde.

La mujer quedó atorada en la puerta y finalmente resbaló para ser atropellada por su propio vehículo, ¿Difícil de creer no?

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]