borrachaUna mujer de Miami en estado de ebriedad intentó secuestrar a un Uber, tras finalizar el servicio la mujer se comportó violentamente y al ver que no lograba lo que quería empezó a destrozar el carro

La mujer se aferró al chofer de Uber, jaloneó y golpeó en varias ocasiones para lograr lo que quería, el hombre soportó lo más que pudo hasta que pidió al sujeto que estaba grabando que llamara al 911, pero este hizo caso omiso.

Tras minutos de jaloneo con la joven ebria el chofer explotó y terminó arrojando a la fémina por los suelos, después de esto se aproximó a su vehículo para retirarse pero la mujer se incorporó rápido y logró subirse nuevamente al automóvil.

Una vez adentro la mujer empezó a hacer destrozos, todo lo que vio lo arrojó por la ventana, incluyendo lentes, papeles y hasta el iphone del conductor.

Una vez terminadas sus fechorías la mujer salió del Uber y solo dijo: “Good Night”

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]