El uso correcto del cubrebocas, se ha convertido en una medida básica para la prevención del contagio del coronavirus durante la pandemia. Millones de establecimientos alrededor del mundo, han adoptado esta medida como un condicionante para poder hacer uso de sus instalaciones o comprar productos. Sin embargo, hay personas que aún se niegan a cumplir con el uso de este aditamento.

Tal fue el caso de una mujer de la tercera edad, que se encontraba en el área de devoluciones de un súpermercado en Oregon. Si bien, la mujer contaba con un cubrebocas, ella lo traía colgado de una oreja. Por esta razón, una de las empleadas del establecimiento le llamó la atención, pero no recibió la respuesta que ella esperaba.

Te puede interesar: Mujer usa mal su cubrebocas y agentes de la Fuerza Civil la arrestan en metro de Monterrey

En un principio, la señora se excusó mencionando que tenía una condición de salud, para luego contradecirse. Ante la negativa de la señora de colocarse bien el cubrebocas, la empleada le pidió que saliera del lugar, lo que complicó aún más la situación.

Pues, la señora en vez de salirse o colocarse bien el cubrebocas, se negó también a abandonar el lugar y se sentó en el suelo haciendo un berrinche propio de una niña pequeña.

Ante esto, la empleada llamó a personal de seguridad para que levantaran a la señora y la acompañaran a hasta la salida.

Cabe resaltar, que en el estado de Oregon existen 10,612 casos de coronavirus, los cuáles han cobrado la vida de 223 personas.

Fuente: Publímetro

 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]