En redes sociales, circula la noticia de un menor que en compañía de sus amigos, se burló de una pequeña que recogía botes en la calle. El menor y sus amigos, fueron sorprendidos por su tía, y ésta decidió darle una lección.

Los hechos sucedieron en San Luis Río Colorado, Sonora, cuando un niño en compañía de varios de sus amigos se burlaron de una menor, que trabajaba juntando botes para ayudar a la economía familiar. Según los testigos, la pequeña pasa por las mañanas y por la tardes cerca de casa del niño.

Te puede interesar también: ¡Asombroso! Sorprenden a niño jugando en lo alto de un poste de 16 metros de alto

Sin embargo, ese día la tía del pequeño agresor se dio cuenta de que estaba molestando a la niña, por lo cuál decidió darle una lección. La tía le colgó un letrero a su sobrino con la leyenda “Vendo chicles porque humillé a una niña de bajos recursos”, y lo puso a vender chicles en pleno sol.

Esto, con el objetivo de que todos supieran lo que había hecho además, le mencionó al niño que cada que alguien le preguntara, él debía explicar su vergonzoso comportamiento y que todo el dinero recaudado de sus ventas se lo entregaría a la niña.

Esta historia, abrió un debate de opiniones divididas entre usuarios de redes sociales, ya que mientras algunos argumentan que fue exagerado el castigo de la tía y que hubiera bastando con explicarle la situación, otros dicen que estuvo bien, ya que de esta forma el menor aprenderá el esfuerzo que hace la niña, a pesar de que ella no lo hace por gusto si no por necesidad.

Sin dudas, este niño aprenderá la lección y pensará dos veces antes de burlase de alguien sin saber el trasfondo de su situación.

Con información de SDP Noticias