Un médico, del poblado de Salvador Jasso en Paracho, Michoacán, denunció a través de redes sociales y visiblemente afectado, que él y su padre tuvieron que huir del pueblo después de que habitantes intentaran lincharlos.

Esto, debido a que la mañana del pasado 13 de julio, el padre del hombre en el video, quién también se desempeña cómo médico, atendió a un paciente con insuficiencia respiratoria grave debido al COVID-19 que padecía. El médico inyectó un medicamento para ayudar al paciente y lo refirió al IMSS más cercano.

Te puede interesar: Queman vivo a médico naturista por presunta brujería en Guatemala

Sin embargo, el hombre murió en el trayecto, por lo que más tarde familiares y vecinos del poblado, buscaron a la familia de médicos para reclamarles.

Según el testimonio del joven, los habitantes intentaron lincharlos ya que aseguraban que su padre le había inyectado la enfermedad al paciente y por ello había muerto.

«Hoy por una noble profesión que se convirtió en delito salimos huyendo de nuestro pueblo» «Espero que me ayuden a compartir este video y que la gente sepa lo que pasó», menciona entre lágrimas el médico en el video.

Lamentablemente, este caso se suma a las decenas de casos denunciados a través de redes sociales, que por ignorancia por parte de la población, personal médico ha sufrido todo tipo de agresiones.

Con información de Azteca Noticias

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]