A lo largo de esta pandemia, hemos conocido muchas historias que muestran el lado más humano de las personas y lo empáticos que podemos llegar a ser por amor a alguien.

El día de hoy te contamos el caso de Ana Paola, una jovencita de 16 años, quien decidió vender su cabello para comprarle un tanque de oxígeno a su abuelito, quien padece COVID-19.

Te puede interesar: Reportero se entera del fallecimiento de su esposa por COVID-19 durante transmisión en vivo

Ana Paola cuenta que todo comenzó cuando uno de sus tíos empezó a tener síntomas, le realizaron la prueba para COVID en su trabajo y este dio positivo.

Luego, alrededor de 9 familiares más de Ana comenzaron con los síntomas incluyendo sus abuelitos Santa y Jesús e incluso, ella misma se contagió.

La chica comenta que ella solo tuvo pérdida del olfato y del gusto, así como dolores de cabeza ocasionales, sin embargo, su abuelito Jesús se puso grave y bajó su saturación de oxígeno a 40.

Por ello, la Ana Paula decidió poner a la venta en redes sociales su larga cabellera, que a pesar de que le gusta mucho tener el cabello largo y disfruta de peinarlo, no le importó tener que venderlo con tal de salvar a su abuelo.

La joven cuenta, que su familia ha gastado más de 40 mil pesos en medicinas y equipo para los contagiados, por esa razón ella también quiso aportar algo.

“Yo prefiero perder mi cabello que perder a mi abuelito. De todos modos mi cabello vuelve a crecer, me quedó muy cortito, pero bueno desde antes de que me lo cortara muchísimas personas me apoyaron y lo siguen haciendo mandándome lindos mensajes de mi nuevo look”, comenta Ana.

Cabe señalar que Don Jesús se ha negado a ir a un hospital debido a que no quiere quedarse solo y prefiere quedarse junto a su esposa quien también está enferma.

Con información de Sin Embargo

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]