Científicos de la Facultad de Estudios Superiores de la UNAM, realizaron un estudio a 15 latas de atún de diferentes marcas vendidas en México, con el objetivo de conocer si alguna de ellas contenía carne de una especie distinta a la reportada.

El estudio estuvo encabezado por el doctor José Francisco Montiel Sosa en colaboración con Karla Vanessa Hernández, una estudiante de la ingeniería en alimentos.

Te puede interesar:Complejo turístico en Quintana Roo es acusado de abandonar a sus delfines tras la crisis por la pandemia

Después de realizar los trabajos de extracción y purificación de ADN en cada una de las latas de atún en agua y en aceite, se llevaron a cabo pruebas denominadas de ‘Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR)’ para identificar el tipo de ADN.

Gracias a ese estudio, se descubrió que 3 de las 15 latas atún contenían carne de delfín.

Por su parte, Karla afirmó que a pesar de que el consumo de carne de delfín no resulta perjudicial para la salud de los consumidores, la adición fraudulenta de sustancias y el engaño a los clientes son inaceptables.

Por su parte la Facultad de Estudios Superiores, mencionó que este descubrimiento es de gran relevancia ya que además de evidenciar un fraude, alerta sobre el riesgo que corre una especia protegida como lo es el delfín.

Cabe resaltar, que de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana 059, el delfín es una especie sujeta a “Protección Especial”.

Por su parte, la Organización Mundial del Comercio mencionó a finales de 2018  que frecuentemente en las aguas orientales de la zona tropical del Pacífico, los bancos de atún se desplazan por debajo de los grupos de delfines que nada más en la superficie, por lo cual al lanzar las redes de pesca algunos delfines quedan atrapados y mueren ahogados.

Con información de Excélsior

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]