Bien dicen que cuando te toca aunque te quites, pero cuando no te toca aunque te pongas. Pues esto nos lo dejó claro un habitante de la ciudad de Sochi en Rusia, que se salvo de ser fuertemente golpeado por un auto que era transportado por una grúa.

Los hechos sucedieron el pasado martes 12 de enero, mientras el hombre que se salvó de milagro, acomodaba algunas cosas en el maletero de su coche estacionado.

Te puede interesar: Placa de cemento cae sobre un auto estacionado mientras su dueño limpiaba el parabrisas, se salva de milagro

Mientras tanto, una grúa que transportaba otro automóvil iba pasando por el lugar en donde la mayoría de los autos se encontraban estacionados. Por ello, el conductor de grúa decidió pasar por un extremo angosto, pero libre de autos.

Por su parte el hombre continuó realizando sus actividades en la cajuela de su auto sin sospechar lo que estaba por suceder.

Pues resulta, que justo cuando el hombre se alejó de la cajuela, la grúa que iba pasando a un lado del carro, se atoró con las ramas de un árbol y dejó caer la parte trasera del automóvil que transportaba sobre el coche del hombre con la cajuela abierta.

Por fortuna, en ese momento el hombre se había alejado, de manera que no hubo lesionados pero ambos automóviles quedaron fuertemente dañados.

Definitivamente a este hombre, no le tocaba aún.

Con información de RT en Español

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]