Un hombre de 46 en Jordania, fue recibido con un gran festejo acompañado de disparos al aire tras salir de la cárcel por COVID-19. Sin embargo, nadie se esperaba el trágico desenlace de la fiesta.

Alrededor del mundo, todos los países han tomado ciertas medidas para prevenir los contagios de coronavirus. Una de las medidas que tomó Jordania, fue liberar a los presos que estuvieran por cumplir sus sentencias o bien, que no tuvieran cargos mayores.

Te puede interesar:Repartidor Afroamericano rompe en llanto tras ser recibido con aplausos por su labor durante pandemia

Este era el caso de Sari Salem Wardat, al cuál le faltaban solo dos semanas para cumplir su sentencia por portación de arma de fuego sin permiso. Las autoridades, decidieron dejarlo en libertad junto con otros presos, para evitar los contagios de COVID-19 dentro de la cárcel.

En cuanto llegó a casa, su familia lo recibió con un gran festejo que incluía disparos al aire a manera de celebración, pero nadie se esperaba el terrible final.

Los hechos fueron grabados por uno de sus vecinos, en el video se puede apreciar el momento en el Sari baja del auto. Su familia lo recibe con gritos de bienvenida y se pueden escuchar de fondo los balazos.

Uno de sus familiares se acerca al joven mientras sigue disparando, pero en cierto momento, la pistola se le traba y al tratar de arreglarla, dispara por accidente directo al recién llegado, quién se dirigía a la puerta de su casa.

Según el informe, ya no hubo nada que hacer por el joven, ya que cuando los servicios médicos llegaron, ya no presentaba signos vitales.

Desgraciadamente, para esta familia lo que comenzó como un festejo de bienvenida, terminó siendo una tremenda tragedia.

Fuente: Milenio

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]