Luego de una riña en el penal de alta seguridad de Itamaracá en Brasil uno de los reos participantes resultó gravemente herido con un machetazo en la cabeza.

Lo curioso del caso es que el hombre estaba como si nada, tal cual se tratara de un disfraz barato de hallowen el reo se paseaba con un machete incrustado en su cabeza.

Y así pues, Pedro Ferreira de 34 años de edad llegó al hospital y caminó como si nada hacia urgencias para ser atendido.

El machete incrustado en su cráneo fue retirado a través de una minuciosa operación que duró aproximadamente 5 horas y milagrosamente el hombre “la libró” sin tener alguna consecuencia severa.

Video:

Con información de: Publimetro MX

 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!