focaUn curioso caso se ha dado en Dublín, una foca ha visitado en varias ocasiones el mismo restaurante sólo para ser alimentada y ella ya lo sabe ya que siempre vuelve

En la capital Irlandesa un mamífero marino ya es cliente de este restaurante de mariscos y aunque nunca paga nada en absoluto ella siempre va por más.

En repetidas ocasiones la foca ha salido del agua y cruzado la calle en busca de que la alimenten y aunque en primera instancia los trabajadores del lugar siempre se niegan a alimentarla e incluso la ahuyentan con sillas, la foca no sede ni un sólo centímetro.

La única forma para hacer que se vaya es arrojándole un pescado al agua, la foca de inmediato va tras la comida y después se marcha, pero los empleados ya saben que siempre volverá.

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]