El pasado 30 de octubre, Shana Ragland, una empleada de atención a clientes en el supermercado de la cadena Walmart de Texas, Estados Unidos, se hizo viral luego de anunciar su renuncia y denunciar el acoso que sufría por parte de sus compañeros de trabajo, todo a través del megáfono de la tienda.

En Estados Unidos, cada vez son más comunes los casos de racismo que se dan a conocer públicamente o en redes sociales. Tal fue el caso de Shana, quien que ya no podía aguantar más y decidió denunciar el infierno que vivía en su trabajo frente a todos los clientes y personal del supermercado.

Te puede interesar: Indigna a consumidores supermercado francés que vende animales enteros en charolas

Shana, subió un video a su cuenta personal de Twitter, en donde grabó el momento en que decide renunciar a su empleo y denunciar parte de todo lo que había vivido en poco más de año y medio que trabajó en ese lugar.

Harta de la situación, en el video se puede apreciar como Shana toma el megáfono y comienza a hablar.

“Atención a todos los clientes de Walmart, compañeros y gerentes, sólo vengo aquí a decir que Henry es un racista y un apestoso idiota, Elias es otro imbécil”, comenzó a decir la joven.

Posteriormente, prosiguió mencionando algunos acosos de los que había sido víctima por parte de algunos de sus compañeros.

Finalmente la joven expresó: “Que se jodan todos los gerentes, esta compañía y este puesto, renuncio”.

El video fue ampliamente difundido en redes sociales en donde la ahora ex empleada de atención a clientes, recibió mucho apoyo por parte de los internautas, quienes calificaron estos hechos como un acto de valentía.

Con información de Sin Embargo

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]