Una empleada de la popular cadena de cafeterías Starbucks, deberá pagar una multa por 12 mil euros, luego de ser demandada por una cliente debido a un “acto de discriminación racial” al dibujar unos ojos rasgados en su vaso.

Los hechos sucedieron en una franquicia en la ciudad de Dublín, Irlanda, cuando Suchavadee Foley, de origen tailandés acudió a la sucursal a comprar una bebida.

Te puede interesar: Usuaria denuncia a través de redes sociales la presencia de cucarachas en un Starbucks de Querétaro

La afectada cuenta que luego de hacer su orden en el mostrador, ella intentó deletrear su nombre a la empleada que momentos más tarde la interrumpió y decidió identificar su vaso dibujando una carita sonriente de ojos rasgados.

Dichas acciones incomodaron mucho a Foley, quien cuando fue llamada por su café mencionó sentirse muy nerviosa por lo sucedido, de manera que su novio fue quien recibió la bebida.

A pesar de que la cliente asegura que notó que las intenciones de la trabajadora no eran ofensivas, el dibujo tuvo un “efecto claramente degradante y humillante”.

Por su parte, el Tribunal de Relaciones Laborales de Irlanda, determinó el pasado 19 de enero, que la afectada fue víctima de una “agresión racial”, por lo que la compañía deberá pagar la cantidad de 12 mil euros como compensación.

Además, el Juez Instructor, comentó durante su dictamen que el dibujo era una descripción ofensiva de la persona y poco imaginativa mencionando el parecido con los cómics del siglo XIX.

Por otro lado, el portavoz de Starbucks mencionó que que aceptan la resolución del juez y a pesar de que las intenciones de la empleada no fueron ofensivas, no se tolerará ningún tipo de discriminación, por lo que la plantilla será reformada para que no vuelvan a suscitarse este tipo de incidentes.

Con información de Sin Embargo 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]