Elementos de la Guardia Nacional, casi terminan linchados al intentar dispersar una celebración con motivo del Día del Padre, en la localidad de La Venta en Acapulco, Guerrero.

Los hechos, sucedieron durante la noche del pasado 21 de junio, cuando elementos de la Guardia Nacional arribaron a una fiesta. Los uniformados, intentaron dispersar a los pobladores que se  encontraban en las calles ingiriendo bebidas alcohólicas. Los elementos intentaron persuadir a la gente para que regresara a sus casas, advirtiéndoles a cerca de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Te puede interesar: Choque entre transportistas deriva en linchamiento en Cuajimalpa

Sin embargo, lejos de acatar las indicaciones de los policías, los habitantes se tornaron violentos y amenazaron con quemar las patrullas y linchar a los uniformados. Por esta razón, los elementos de la Guardia Nacional, decidieron retirarse.

Sin embargo, antes de irse escucharon detonaciones provenientes de la multitud, por lo que ellos realizaron algunos disparos al aire.

Según la versión de los pobladores, la Guardia Nacional disparó contra la multitud hiriendo a tres personas y causando varios daños en inmuebles y vehículos. Por lo cuál,  pasado lunes 22 de junio, cerraron el paso en la autopista México-Acapulco para exigir un castigo a estos policías.

Por otro lado, el vocero de la Mesa Coordinación para la Construcción de la Paz en Guerrero, Roberto Álvarez, le dio la razón a los policías, argumentando que sólo se defendieron al escuchar los primeros disparos.

Fuente: SDP Noticias

 

 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]