La lucha libre, ese hermoso deporte parte del folclore mexicano, una disciplina que, además de ser un espectáculo, está entre los cinco deportes más populares de todo el país.

La lucha libre, es una práctica basada esencialmente en la lucha grecorromana, sin embargo, presenta una especie de fusión con sesgos teatrales, esto gracias a que los primeros luchadores de lucha libre mexicana de principios del siglo XX salieron de compañías de teatro, como el conocido Konde Koma.

La cultura de la lucha está tan impregnada en las costumbres de millones de mexicanos, que, incluso ante esta pandemia que azota al mundo no pueden evitar ser partícipes de estos espectáculos, y no sólo eso, sino también de adecuarse al “ambiente” que esté de moda.

Tal es su adaptabilidad, que el grupo promotor de este deporte Generación XXI, se encargó de crear, patrocinar y difundir su Copa Covid-19, un torneo relámpago hecho no sólo para entretener a su público y darse a conocer, sino también para que el increíble luchador “Coronavirus” debutara en su pelea estelar como el villano del cuento.

El luchador Coronavirus, además de debutar, terminó ganando la Copa Covid-19, derrotando a Angeluz Fly, Negro García y a Yanzan en el proceso.

Si gustas ver la pelea da clic en este enlace

Te podría interesar: Adolescente sale de fiesta y contagia a sus abuelos de Covid-19. Su abuelo fallece

Si bien, este tipo de peleas se basan en provocaciones y golpes muy fuertes, al final sabemos que esto es sólo un espectáculo y terminó con los contendientes alzando las manos juntos en señal de unidad y hermandad.

Aunque sabemos que este tipo de eventos de entretenimiento no son lo más adecuado hoy en día, eso no quita el hecho cómico que este presenta, haciendo alusión al ya conocido “ingenio mexicano”.

Con información tomada de Facebook

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]