En medio de la crisis sanitaria por coronavirus por la que actualmente atraviesa el mundo, investigadores chinos dieron a conocer el descubrimiento de una nueva cepa de gripe porcina con un alto ‘potencial pandémico’.

El descubrimiento derivó de un estudio realizado entre 2011 y 2018, en dónde investigadores tomaron más de 30,000 muestras en hisopos nasales a cerdos de 10 provincias chinas.

También te puede interesar:Hombre se quita la vida en el estacionamiento de una tienda tras detectarle coronavirus en la CDMX

Como resultado, se descubrieron alrededor de 179 virus. Sin embargo, la mayoría de ellos desapareció durante los años que duró el estudio, o bien, disminuyeron a niveles inofensivos. Pero también, se descubrió una cepa proveniente de la mutación del virus H1N1, que causó miles de muertes en 2009.

Esta nueva cepa fue denominada G4, y preocupa a la comunidad científica ya que tiene todas las características para convertirse en una nueva pandemia.

Según los investigadores, esta nueva cepa presente en los cerdos, puede contagiarse a humanos y desarrollarse en las vías aéreas. Incluso, ya se han identificado algunos casos en pobladores Chinos que están en contacto directo con estos animales.

Específicamente, en las comunidades de Hebei y Shangdong, dónde existe una gran cantidad de cerdos, más de el 10% de los trabajadores de granjas porcinas dieron positivo a una encuesta realizada entre 2016 y 2018.

Por otro lado, aún no se ha comprobado que este nuevo virus pueda transmitirse de persona a persona. Sin embargo, se transmite rápidamente entre la población porcina y la transmisión de cerdo a humano, sí podría representar una infección grave o incluso la muerte.

Este tipo de virus al atacar las vías respiratorias, provoca síntomas parecidos a una gripe, como por ejemplo: dolor de cabeza, tos, fiebre, letargo, falta de apetito, dolor de garganta y secreción nasal.

Finalmente la Organización Mundial de la Salud pide a la población no alarmarse. Además, informó que para que este virus no se convierta en una enfermedad a nivel mundial, las autoridades de China junto con los ganaderos, deben permanecer pendientes de que el virus no se propague entre la población de cerdos, así como monitorear continuamente a las personas que trabajan en contacto con estos animales.

Fuente: CNN en Español