Un hombre de 56 años de edad murió en la vía pública tras escapar de un hospital del IMSS al enterarse que tenía que ser intubado.

Fue en Los Cabos, Baja California Sur, donde un paciente contagiado de coronavirus escapó de la clínica 26 del IMSS, para posteriormente fallecer por complicaciones de su enfermedad.

El hoy fallecido paciente, habría sido ingresado al nosocomio el pasado 30 de junio, tras presentar síntomas de Covid-19, sin embargo, el 02 de julio, después de presentar complicaciones respitatorias, los médicos le informaron que tendría que ser intubado para la ventilación mecánica.

Lamentablemente, la idea de ser asistido mecánicamente no le pareció ‘congruente’, por lo que agredió al personal médico para después romper el cristal de una ventana y escapar hacía las calles de la ciudad.

“El paciente, al conocer su situación, se retiró el catéter con el suero y con el tripié de la venoclisis. Posteriormente rompió un cristal y salió corriendo hacia la vía pública”, declaró un vocero del IMSS.

Después de lo sucedido, la Guardia Nacional con equipo de protección, puso en marcha la búsqueda del paciente y activó protocolos para su ubicación. Poco tiempo después el cuerpo sin vida del hombre fue hallado sobre la acera casi frente al hospital, pues el deceso se dio al intentar tomar el transporte público para irse.

“Al momento de localizar al paciente, este ya se encontraba sin signos vitales, motivo por el cual se solicitó apoyo al Ministerio Público para el trámite correspondiente”.

Te podría interesar: Por segunda ocasión, paciente con COVID-19 se lanza desde el tercer piso del hospital de Hidalgo

Personal médico declaró que desconocen el motivo por el cual el enfermo huyó del lugar, pues le dan a todos los pacientes un trato digno y humano.

Con información de: Debate