El pasado 8 de agosto, un comerciante que se encontraba al interior de su negocio de abarrotes y cremería en Tonalá, Jalisco, fue secuestrado por un grupo de hombres a bordo de una patrulla y vestidos con uniformes de la policía federal.

El suceso, quedó grabado por las cámaras de seguridad del establecimiento, en donde puede apreciarse como al menos 4 sujetos vestidos de policía someten al hombre y lo sacan de su tienda para abordar una patrulla.

También te puede interesar:Policías son captados sembrándole droga a un joven repartidor en Veracruz

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Ciudadana negó que se tratara de elementos policíacos, ya que no realizan este tipo de prácticas y además, aseguró que todas las patrullas deben estar debidamente rotuladas.

Así mismo la Fiscalía del Estado de Jalisco, reiteró que no se trata de elementos a su cargo y afirmó que se ha abierto una investigación al respecto, la cual que arrojó como resultado que podría tratarse de elementos del crimen organizado.

Por otro lado, la familia de Carlos Javier de 47 años, comerciante secuestrado, desmintió la versión de las autoridades. Asimismo, aseguran que elementos de la policía estatal acudieron horas más tarde al negocio a bordo de patrullas rotuladas, para exigirles que borraran todas las grabaciones de las cámaras de seguridad y de los teléfonos celulares.

De igual forma, su esposa menciona que es mentira que todas las patrullas estén rotuladas. Además, afirmó que unos días antes del secuestro había recibido una llamada por parte de un ex director de la policía, quien lo amenazó para que el comerciante no cobrara un préstamo de 5000 pesos que le había hecho a una mujer .

Con información de RT en Español

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]