Un par de buzos profesionales, siguieron el rastro de una gran anaconda en el río Formoso, Brasil.

Dicho rastreo rindió frutos y uno de ellos, Bartolomeo Bove, pudo inmortalizar el momento con su cámara.

Bove y su compañero Juca Ygarape, se sumergieron en el río brasileño precisamente con el propósito de poder encontrarse con alguno de estos reptiles, fue Bartolomeo quien la encontró, una anaconda de más de 7 metros de largo, que, aunque dichos reptiles pueden medir hasta 12 metros no quita el hecho de que una de 7 ya es enorme.

Los aventurados buzos, profesionales en buceo con tiburones, se comportaron tranquilamente con el animal, quien de forma curiosa se acerca a la cámara en repetidas ocasiones.

Te podría interesar: Cuidó a su perrita por tres años y resultó ser un lobo

Cabe destacar que, gracias a lo cristalina que es el agua en este río, se convierte en el único lugar del mundo donde se puede bucear de manera natural con estos animales.

Con información de: Televisa

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]