Tras apenas tocar tierra el piloto tuvo que emprender vuelo nuevamente para evitar una desgracia

Un avión boeing 737-430 estuvo a punto de estrellarse en la pista de aterrizaje debido a los fuertes vientos cruzados en el Aeropuerto Internacional de Praga.

La aeronave perteneciente a la aerolínea española “Air Horizont” tuvo que abortar el aterrizaje tras tocar tierra debido al peligro inminente que una de las alas chocara contra el piso.

La pronta reacción del piloto hizo posible la maniobra y posteriormente se realizó un segundo aterrizaje con total éxito.

 

 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]