El mundo marino, si bien está lleno de misterios y de cosas algo “bizarras” aún por descubrir, hay momentos en los que incluso lo que ya conocemos nos sorprende en un abrir y cerrar de ojos.

Las ballenas por ejemplo, uno de los animales más grande que ha existido sobre la faz de la tierra, grande, longevo y muy tranquilo, irónicamente, estos enormes animales suelen alimentarse de peces Kril, un pequeño crustáceo de apenas un par de centímetros.

Así que, ¿por qué pensar que este enorme mamífero te pudiera comer cual Pinocho asustadizo? ¡Sería impensable!

Pues… A veces la realidad supera la ficción, y lo creas o no, esto ya sucedió. Así como lo lees, una ballena casi se come a un buzo en puerto Elizabeth, al sur de Sudáfrica.

Según declaraciones, el hombre de 51 años, un buzo experimentado se encontraba fotografiando a la migración de alcatraces y a algunos pingüinos, cuando a lo lejos vio a un gran tiburón blanco. Instintivamente el hombre se puso su traje y procedió a sumergirse para poder ser testigo de tan imponente animal.

Sin embargo, de un momento a otro sintió una enorme presión en el cuerpo y vio todo de color negro. El buzo, confundido, se tomó un par de segundos para darse cuenta de que estaba en la boca de un animal, una ballena de 15 metros de largo y más de 25 toneladas.

El cetáceo se lo habría comido por accidente al tratar de alimentarse de un banco de peces.

Afortunadamente, unos momentos después, el gigante animal marino, se dio cuenta de esto y procedió a escupir al hombre, quien, de milagro resultó estar completamente bien y sin ningún rasguño.

Te podría interesar: Hombre naufraga y transmite por Facebook sus últimos minutos de vida

Con información de: La Kalle

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]