Un considerable número de personas tuvo momentos de terror cuando debido al mal clima, el piloto no pudo controlar la aeronave y se salió de la pista de aterrizaje.

Fue en el aeropuerto de Sabiha Gokcen, en Estambul, Turquía, donde un capitán perdió el control de la nave por completo, haciendo que se estrellara y literalmente se partiera por la mitad.

Lo más asombroso de la situación, es que a pesar de lo aparatoso que luce, ningún pasajero o trabajador murió por el accidente.

Tal fue así, que los civiles hasta salieron por la enorme abertura que el choque causó.

Fueron algunas horas después del accidente que el ministerio de transporte de Turquía confirmó el estado de salud de las 177 personas a bordo.

Sólo el caso de unos pocos que resultaron heridos debido a la brusquedad del incidente.

Te podría interesar: VIDEO: Llanta se desprende de avión al despegar

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]