Durante el encuentro del PSV Oberhausen vs SV Vonderort un hecho insólito ocurrió, una goliza 43-0 y un arquero arrestado

Fue en un partido de la Kreisliga de Alemania, la liga de menor nivel en todo el país, el equipo de Oberhausen propinó una goliza en contra de su adversario, nada más fueron 43 goles a cero.

La pobre participación del portero alemán hizo posible esta hazaña impensable para cualquier equipo del mundo y aunque los jugadores de este equipo son en su mayoría inmigrantes sirios, iraquís y guineanos, no habría por que pasar tal vergüenza.

Dos días después de la humillación en el campo de juego, el arquero identificado con el nombre de  Marco Kwiotek, fue arrestado por la policía loca debido a su lamentable actuación pues se creía que tenía relación con apuestas ilegales.

Finalmente el hombre fue liberado apenas llegaron a la estación de policía.

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]