Desde el pasado domingo 31 de mayo, se comenzó a hablar del sorpresivo regreso de la famosa ‘legión’ de hacktivistas conocida como Anonymous, esto después de enterarnos que tres días antes, habrían mandado un video al departamento de policía de la ciudad de Minneapolis, en el cual amenazaban con revelar secretos, no sólo de su institución local, sino de todo  país, si no se juzgaba debidamente al policía que había asesinado a George Floyd.

Al mismo tiempo, Anonymous, además de advertir con disolver la enorme red de corrupción policial del país, reveló información diversa sobre grandes políticos y famosos del país norteamericano, entre ellos, evidencias de una estrecha relación amistosa entre Donald Trump y el millonario Jeffrey Epstein, quien habría sido acusado de abuso sexual a menores y de poseer pornografía infantil y cuya vida terminó cuando decidió suicidarse en el 2019, poco antes de ser juzgado.

Esta información ha sido fuertemente ligada a una teoría conspirativa sobre una red de pedofilia en los Estados Unidos, conocida como “Pizzagate” y surgida en el año 2016, después de que a través de Wikileaks, se filtraran diversos correos electrónicos con contenido sensible, los cuales también incriminaban a Hillary Clinton, como participe.

Asimismo, otro famoso fue ligado a la posible red de pedofilia, Michael Jackson, quien, para nuestra gran sorpresa, no estaba ligado por ser parte de la red de pedofilia sino todo lo contrario, saber sobre dicha organización y querer acusar a todos los integrantes de la misma.

En un fragmento de una llamada con una persona desconocida, se le puede escuchar al difunto Rey del pop temer por su vida, pues él sabe algo que el mundo no debe saber.

“No es el gobierno, es más que el gobierno. Ellos me pueden tomar. Ya no me importa mi vida, yo sólo quiero que mis hijos estén bien, mis angelitos”, se le escucha decir a Jackson.

Te podría interesar: Anonymous, la nueva amenaza contra el gobierno de Trump tras la muerte de George Floyd

Dicha llamada fue hecha pocos días antes de que el mundo recibiera la noticia de la extraña muerte de Michael debido a una sobredosis de propofol y benzodiacepinas .

Aunque no se sabe si en efecto, hablaba sobre una red de pedofilia, lo cierto es que de cualquier forma dio qué pensar en redes sociales, sobretodo en nuestros tiempos.

Con información de: Milenio Noticias 

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]