Un instructor de buceo, hizo un hallazgo por demás impresionante mientras caminaba en compañía de su hija en una playa de la isla Titikaveka, en las Islas Cook del Pacífico.

Tim Mayer, el instructor que hizo el tremendo hallazgo, cuenta que se encontraba dando un paseo con su hija a la orilla de mar y a lo lejos vio algo largo, que en un principio pensó que se trataba de un trozo de madera tirado sobre la arena.

Te puede interesar: Capturan mítico pez remo en Cozumel, creencias lo asocian con “terremotos y huracanes”

Sin embrago, conforme se iba acercando, se percató que se trataba de un animal muerto. Cuando llegó al lugar, se dio cuenta que se trata de una anguila de aproximadamente 1.2 metros de largo, que tenía al interior de su boca lo que parecía ser otro espécimen.

De inmediato, el instructor y su esposa contactaron a Kirby Morejohn, un biólogo experto de la zona, quien confirmó que el hallazgo de Mayer se trataba de una anguila. Kirby comentó que probablemente la anguila había tratado de comerse un pez globo y este al verse amenazado, activó su mecanismo de defensa inflándose en la garganta de la anguila y provocando su muerte por asfixia, al final ambos murieron.

“Quedé impresionado cuando lo vi, no podía creer que este tipo de interacción existiera y que nunca hubiera oído hablar de ella”, dijo el biólogo, pues nunca antes en su carrera había visto algo similar.

Con información de RT en Español

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!