Sucedió en Texas, Estados Unidos, donde una joven de 20 años de edad asistió a una fiesta con sus amigos, ignorando así las múltiples recomendaciones que se han dado a causa de esta pandemia, principalmente las más esenciales (y lógicas) el distanciamiento social y quedarse confinado en casa para evitar contacto innecesario con otras personas.

Fue así que la joven mujer acudió a una “reunión” con propósito de interacción social entre sus compañeros.

Después de esto, decidió visitar a sus abuelos, ambos de edad muy avanzada, por lo que al momento de presentar síntomas los tres sujetos fueron hospitalizados y aislados. Al cabo de unos días, los tres pacientes necesitaron de un respirador para poder sobrellevar el contagio.

La joven quedó inconsciente por 10 días, sólo para despertar y enterarse de que su abuelo de 80 años de edad, habría fallecido a causa del mortífero virus.

Te podría interesar: Contagiado de Covid-19 se escapa de hospital en BCS y termina falleciendo en plena calle

Respecto a este caso, el director médico del Hospital de Parkland en Texas, Joseph Chang, declaró que el lamentable hecho pudo haberse evitado si se hubieran tomado las medidas de forma estricta y resaltó la importancia de hacerlo, en especial para aquellas personas que no pueden evitar no salir y tienen contacto con personas vulnerables a la enfermedad.

No es la primera vez que esto sucede, no sólo en EEUU, sino en el resto del mundo, donde parece no mejorar la situación general en países con sistemas de salud endebles .

Con información de: La Unión

Apóyanos siguiendo nuestra Fanpage!

[Fancy_Facebook_Comments]